AFI

ICCSI: Problemas en la designación de autoridades de la AFI

Las organizaciones que integramos la Iniciativa Ciudadana para el Control del Sistema de Inteligencia (ICCSI) advertimos que, a más de 100 días de iniciado el gobierno del Presidente Mauricio Macri, aún no se han regularizado las designaciones del Director General y Subdirector General de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

El procedimiento de designación de las máximas autoridades del organismo superior del Sistema de Inteligencia Nacional se encuentra regulado en el artículo 15 de la ley 25.520, por medio del cual se dispone que ambos cargos serán “designado(s) por el Poder Ejecutivo nacional con acuerdo del Honorable Senado de la Nación”. Sin embargo, al día de hoy, el Poder Ejecutivo Nacional no había siquiera enviado los pliegos al Senado de la Nación.

La flamante Agencia Federal de Inteligencia fue creada por ley a principios del año 2015 para reemplazar a la vieja SIDE, en el marco de una grave crisis institucional que puso en evidencia los vínculos espurios entre los servicios de inteligencia nacionales y algunos sectores de la justicia federal, y la falta de competencia de un organismo que ha estado históricamente abocado al espionaje político. En ese contexto, y como parte de una reforma más amplia, se modificó el mecanismo de designación de autoridades para que dicha decisión no sea competencia exclusiva del Poder Ejecutivo Nacional y se controle, de cierta manera, la idoneidad de los candidatos a ocupar un lugar de máxima responsabilidad en el Estado Nacional. Ello, a su vez, en un momento en que es necesario sentar las bases de un nuevo sistema de inteligencia nacional, respetuoso del estado de derecho, de los derechos humanos y eficaz en la anticipación de hechos, riesgos y conflictos que afecten la Defensa Nacional y la Seguridad Interior de la Nación.

Por ese motivo, reiteramos también nuestra profunda preocupación por la decisión del Presidente de la Nación. El Director en funciones pese a no tener el acuerdo del Senado de la Nación carece de formación y conocimientos sobre el funcionamiento del sistema de inteligencia, estando así gravemente en duda su idoneidad profesional para desempeñar un cargo tan delicado. El único atributo invocado por el Presidente electo es que la persona designada es un hombre de su confianza, y éste no puede ser de ninguna manera el único atributo exigible o esperable para quien debe conducir al sistema de inteligencia nacional.

Tampoco reúne tales condiciones quien lo acompañaría en esa responsabilidad como Subdirectora, ya que la misma ha sido señalada públicamente por mantener vínculos con quienes fueron responsables del descontrol del sector. Y también es conocida su participación en la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia, comisión que conocemos más por su parálisis que por el cumplimiento de su función de control.

Lamentablemente, la elección hecha por el Presidente de la Nación no sugiere que hubiera una apuesta institucional seria por la profesionalización del sector.

Así y todo, corresponde y urge que dichas designaciones se efectivicen con el acuerdo del Senado de la Nación.

Al mismo tiempo, y por los mismos motivos, solicitamos al Congreso de la Nación la pronta constitución de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia, órgano creado por el artículo 31 de la ley 25.520 a fin de supervisar que el funcionamiento de los organismos del Sistema de Inteligencia Nacional cumpla con las normas constitucionales, legales y reglamentarias vigentes, y respete los derechos y garantías consagrados en la Constitución Nacional, así como también los lineamientos estratégicos y los objetivos generales de la política de Inteligencia Nacional.

La precariedad de la situación vigente compromete las posibilidades de ejercer un control efectivo y aumenta el riesgo de que las actividades de inteligencia afecten la privacidad y los derechos de los ciudadanos y la vida democrática del país.

Nota al Congreso de la Nación

Con el fin de solicitar el cumplimiento del trámite de designación del Director General y Subdirector General de la Agencia Federal de Inteligencia; y la constitución de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia.
Descargar PDF

Foto de portada: La Nación