Educar para vigilar

A medida que los avances tecnológicos presentan innovaciones en los apartados técnicos, se genera un cambio rotundo en el paradigma del uso de la tecnología, lo que sumado a la evolución de internet y los servicios online, abre la puerta a la globalización en múltiples niveles tecnológicos. Esta convergencia es la que permite actualmente recolectar, analizar, diseminar y almacenar información sobre cualquier individuo en el mundo, por lo que la privacidad pasa a ser uno de los derechos humanos más fáciles de vulnerar.

Teniendo en cuenta este panorama es fundamental comprender el papel que juegan los entes gubernamentales y las fuerzas de seguridad en lo que a ciberseguridad, herramientas de interceptación de comunicaciones y vigilancia respecta. Mucho más en aquellos países que, como Argentina, han sufrido regímenes autoritarios y que, en el afán de evitar repetir prácticas antidemocráticas e ilegales, deberían ser rigurosos en el control exhaustivo del uso de recursos tecnológicos estatales y su adecuación a estándares respetuosos de los derechos humanos. Pero este no siempre es el caso, ya sea por atraso en la educación tecnológica, sea por falta de madurez en el funcionamiento de los entes estatales que aún guardan vestigios de aquellas prácticas autoritarias pasadas.

A poco de reflexionar al respecto, la siguiente pregunta apareció como de urgente respuesta: ¿Qué formación reciben los funcionarios o agentes encargados de realizar tareas de vigilancia e investigación en el entorno digital?

Educar para vigilar

Una investigación acerca de la formación institucional estatal en vigilancia e investigación en el entorno digital.
Descargar PDF [Español] Descargar PDF [Inglés]